¿Por qué te hiciste voluntaria?¿Cómo nació la idea?

Me hice voluntaria porque sentí que compartí los valores de mi entidad
de acogida, y quería formar parte de su proyecto. Igual nunca había
participado en un voluntariado a tiempo completo antes y me pareció un
buen momento de mi vida para aprovechar de la oportunidad (entre el fin
de la universidad y antes de trabajar).

¿Y qué crees que te aporta personalmente? ¿Qué crees que aportas tú?

Por lo que me aportó a mi lo dividiría en dos temas

A – me puso en un entorno político bastante distinto a lo que he vivido
la mayor parte de mi vida, así que aprendí mucho de otras
perspectivas de las relaciones entre las ONG y el gobierno, por ejemplo.

B – Culturalmente, vi nuevas formas de trabajar, y cómo está
estructurado el día laboral y demás.

En resumen, no es que aprendiera mucho en plan de contenido (aunque
tampoco es que no haya sido nada), sino que era una forma de abrir los
ojos a nuevas perspectivas.

Creo que yo habré aportado algo parecido pero al revés para mis compañeros.


¿Crees que es igual el voluntariado aquí que en tu país?

Para empezar, tengo bastante poca experiencia del voluntariado en mi
país, así que mi opinión en esto no tiene mucho peso.

Dicho esto, yo creo que el voluntariado aquí tiene su enfoque en el
usuario final del servicio, mientras que mi tipo de voluntariado se
enfocó tanto en mi desarrollo personal como individuo como cualquier
resultado de mi trabajo.

¿Cómo te parece que debería ser el voluntariado del futuro?

Buah – tampoco soy cualificada como para poder contestar! Bueno, yo
habría preferido más contenido tangible y concreto en vez de mucho
hablar de educación no formal, pero como acabo de decir yo creo que esa
actitud es el producto de mi entorno cultural en lo cual crecí, y no es
que sea necesariamente representativo de muchos de los demás.