Durante más de 20 años el Servicio Voluntario Europeo ha sido una ventana de oportunidades para los jóvenes de la Unión Europea y de países beneficiarios de los diferentes programas educativos en el marco de la educación no formal creados por la Comisión Europea.

Aquel programa de voluntariado que se inicio como un proyecto piloto allá por 1996, y que fue parte de los programas Juventud y Juventud en Acción es hoy una parte fundamental del programa Erasmus+

Su evolución y crecimiento ha permitido que más 100.000 jóvenes de países europeos hayan participado, y entre ellos más de 8000 españoles hayan vivido en primera persona la experiencia de voluntariado en otro país.

Durante el año 2018 se ha producido la transición hacía la nueva iniciativa de la Unión Europea, la aparición del Cuerpo Europeo de Solidaridad, https://ec.europa.eu/youth/solidarity-corps_en,  que refuerza la convicción de la comisión a la hora de impulsar más oportunidades de voluntariado para todos.

La nueva propuesta ambiciona que de aquí a final del programa en 2020, otros 100.000 jóvenes tengan la oportunidad de participar en las actividades de voluntariado y ocupacionales que brinda el CES.

El programa permite que un joven entre 18 y 30 años tenga la oportunidad de participar en proyectos de voluntariado solidario en países del programa o en su propio país por un periodo entre 2 y 12 meses de duración.

Especial atención se brinda a los jóvenes con menos oportunidades, y a los proyectos de grupo (entre 10 y 40 jóvenes) para que puedan realizar proyectos entre 2 semanas y 2 meses, con la posibilidad de realizar a posteriori un proyecto de voluntariado de carácter individual y de mayor duración 2 a 12 meses.

Para poder participar en el programa hay que inscribirse en la página del Cuerpo Europeo de Solidaridad, https://europa.eu/youth/solidarity_es,

Para inscribirse en el Cuerpo Europeo de Solidaridad lo jóvenes solicitantes pueden tener 17 años, pero no podrán empezar el proyecto hasta que hayan cumplido los 18. El proyecto del Cuerpo Europeo de Solidaridad deberá terminar antes de cumplir los 31 años.

Además los participantes en el CES deben ser residentes legales en los Estados miembros de la UE o en los siguientes países asociados:

  • Antigua República Yugoslava de Macedonia y Turquía.
  • Liechtenstein, Islandia y Noruega
  • Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Serbia
  • Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia, Ucrania.
  • Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Palestina, Siria, Túnez
  • Federación de Rusia

Si se cumplen estos criterios, un joven puede incorporarte al Cuerpo Europeo de Solidaridad, aunque algunos proyectos pueden imponer otras restricciones relacionadas con la edad, la residencia legal o la nacionalidad, según el tipo de proyecto de que se trate y cómo se financie.

Tras un sencillo proceso de inscripción, los participantes podrán resultar seleccionados para incorporarse a toda una serie de proyectos. Realizarán los proyectos del Cuerpo Europeo de Solidaridad organizaciones debidamente acreditadas y autorizadas para llevarlos a cabo.

Un buen consejo, es consultar con el técnico responsable de la Agencia Nacional Española para saber qué entidades en España son entidades de apoyo para poder ayudar a los solicitantes a informarse, formarse y participar en el programa.

Para ello se puede consultar los contactos en la página web de la Agencia Nacional Española del programa Erasmus+ Juventud, http://www.erasmusplus.injuve.es/

Acceso a los contactos de los técnicos en las CCAA: http://www.erasmusplus.injuve.es/directorio/ane.jsp?__locale=es

El programa cuenta además con la posibilidad de realizar también proyectos ocupaciones, realización de prácticas laborales y contratos laborales, para informarte de las posibilidades y ofertas de puestos puedes consultar en: www.eures.europa.eu

Sin duda el programa ofrece una oportunidad única a los jóvenes que participan, ya que la única condición y filtro inicial es ser joven, tener entre 18 y 30, estar motivado y convencido que pueden aportar y ayudar en el entorno que desarrollen sus proyectos atendiendo a la gran variedad de temáticas que se pueden trabajar.

Al finalizar sus proyectos los jóvenes que participan en el CES reciben un certificado de competencia laboral y un certificado internacional denominado Youthpass que recoge las competencias adquiridas gracias a los aprendizajes obtenidos durante su actividad voluntaria.

No olvidamos comentar el enriquecimiento personal que significa realizar un proyecto de este tipo en un país diferente al tuyo, con el respectivo aprendizaje intercultural, el crecimiento personal, y la confianza en poder aprovechar las oportunidades que este programa permite de cara al futuro.

Como novedad del CES, los jóvenes que participen también tendrán de realizar su voluntariado solidario en una entidad de su propio país.

Sin duda uno de los mejores programas de voluntariado que existen en el mundo, una puerta hacia el futuro de miles de jóvenes europeos.